Productos Rochin Facebook Productos Rochin Twitter Productos Rochin Instagram

DESPEJA TUS DUDAS Y PREJUICIOS SOBRE LA CARNE PORCINA

Se encuentra muy arraigada la idea de que la carne porcina contiene mucho colesterol por la presencia de la grasa, de donde era común sacar la manteca 30 a 40 años atrás. La genética que se manejaba en esos momentos era la de un cerdo graso y que se le alimentaba con maíz y otros granos para que engordara aún más con el fin de producir manteca para ser utilizada en la cocina por las amas de casa; pero cuando apareció la industria de los aceites, la manteca dejó de ser importante para la cocina y solo se sigue produciendo manteca en los lugares alejados donde es difícil la consecución de aceites vegetales, sobre todo en las zonas rurales.

Además, se cree que esta carne es transmisora de enfermedades. Esto no es verdad porque el cerdo es criado actualmente en granjas tecnificadas donde se tiene animales de genética reconocida, donde las buenas prácticas de producción prevalecen en torno a la nutrición, alimentación, manejo y sanidad; estas granjas están supervisadas por profesionales especialistas en producción y sanidad porcina para que la carne que se produce allí sea plenamente garantizada.

Cuando esta es enviada al mercado para su consumo debe pasar por los camales oficiales donde son inspeccionados por los Médicos Veterinarios encargados, lo que da la garantía suficiente de que la carne que se ofrece en los Supermercados y lugares de abasto autorizados y reconocidos es una carne saludable.

Calidad de la carne de cerdo.

Actualmente el mercado de la carne de cerdo está demandando un producto exigido por el consumidor que reúna una serie de características o combinación de factores, como son: comestible, nutritivo y saludable.

La calidad de cualquier producto debe ser consistente y en especial cuando se trata de carne, contemplándose con esto, que el producto debe ser atractivo en apariencia, apetitoso y palatable.

La calidad es un tema complejo, esto quiere decir que el cliente no solamente está exigiendo un alto contenido de magro en las canales porcinas y en especial en las piezas más costosas como los lomos y perniles (jamones); sino también que el producto (carne) reúna una serie de características que permitan producir la calidad más satisfactoria con el mejor rendimiento. El concepto calidad de la carne está formado por factores sensoriales, nutricionales, higiénicos y tecnológicos.

Ante las mayores exigencias expresadas por el mercado, actualmente la producción de carne de cerdo deben abarcar todos los puntos que constituyen la cadena de la carne, es decir, desde la producción en la granja (con todos sus aspectos: sanidad, bioseguridad, manejo, genética, alimentación, etc.) hasta el consumo; pasando por el transporte, procesamiento y conservación.

La carne de cerdo, las vitaminas y los minerales

Entre otras bondades de la carne que nos ocupa podemos agregar que ella es una excelente fuente de vitaminas.  En cuanto al contenido de minerales podemos subrayar lo referente al hierro, al potasio y al sodio.

Entre las carnes blancas la carne porcina contiene la mayor cantidad de hierro y la forma de molécula de hierro en la carne porcina es mejor absorbida por nuestro organismo (5 a 10 veces más) que el de los vegetales.

Por otro lado, es bastante conocido que un 20 % de la población mundial padece de hipertensión arterial y esto tiene una relación con el potasio y el sodio. Por su alto contenido de potasio y bajo contenido de sodio, la carne porcina sería la más indicada para personas que tienen la presión arterial elevada. Y es que el potasio ayuda a mantener los niveles normales de sodio en el organismo. Como se sabe, si hay exceso de sodio se produce una retención de líquidos en el organismo y esto produce un aumento de la presión arterial. De allí que las persona con hipertensión arterial no deben comer alimentos con mucha sal.

En resumen, la carne de cerdo proveniente de una buena crianza (granjas tecnificadas) nos garantiza un alimento nutritivo, saludable, sabrosa, muy equilibrada en su composición y por su gran contenido de nutrientes debe ser más consumida por la población.

Con el desarrollo de la ingeniería genética el cerdo es considerado la solución más práctica y eficiente para el suministro de órganos y medicamentos en beneficio del hombre. Por lo tanto el porcino puede y debe ser considerado:

¡EL MEJOR AMIGO EN LA SALUD DEL HOMBRE!